viernes, 7 de agosto de 2015

El empresario valenciano Damián Frontera se incorpora a la nueva Junta Directiva de la Asociación Parkinson Valencia

La Asociación Parkinson Valencia ha elegido a su nueva Junta Directiva a la que se ha incorporado como tesorero, el conocido empresario valenciano, Damián Frontera. El principal objetivo de la nueva Junta es la concienciación social acerca de esta enfermedad que afecta a más de 5.000 personas en Valencia.    
La nueva Junta Directiva está formada, además de por Damián Frontera,  por la presidenta, Julia Climent; el vicepresidente y secretario, Pedro Pujol; y los vocales Vicente Rodrigo, Félix Carrascosa y Bárbara Gil.

En la primera reunión de la nueva Junta Directiva, llevada a cabo en el mes de julio, se aprobaron diversos objetivos como el traslado a la nueva sede, previsto para diciembre de 2015 y que permitirá a la asociación ofrecer más servicios a sus asociados, la redacción de unos nuevos estatutos, la elaboración y presentación del censo de personas con Parkinson de la Comunidad Valenciana, y editar un nuevo boletín de noticias para sensibilizar a la sociedad acerca de esta enfermedad.
En este sentido, el verdadero reto de la asociación es darse a conocer “para concienciar a la sociedad y para que tanto las familias como los propios enfermos sepan que estamos aquí para ayudarles”, manifiesta Julia Climent.
Como la Presidenta explica, “debido al envejecimiento de la sociedad, cada vez vamos a tener que enfrentarnos a más personas con enfermedades como el Parkinson, que no tiene cura. Por ello, es muy importante que la sociedad conozca que con un diagnóstico precoz y las terapias adecuadas, el enfermo puede aprender a convivir con la enfermedad y mejorar su calidad de vida”.
A Julia Climent también le preocupa que la falta de recursos económicos pueda apartar a una persona con Parkinson de estas terapias. “Por ello, necesitamos hacernos visibles para recaudar fondos y poder llegar también a quien no puede costearse las terapias. Necesitamos ayuda para poder ayudar”, asegura.
Finalmente, Climent también considera necesario darse a conocer para que los propios enfermos se acerquen a la asociación y conozcan las terapias que pueden ayudarles a mejorar su calidad de vida y la de sus familiares. “Uno de los mayores problemas al que se enfrenta la persona con Parkinson es la propia aceptación de la enfermedad. Desde la asociación vemos fundamental ayudarles a asumir sus limitaciones y a reconocer que va a llegar un momento en que se van a tener que enfrentar a un deterioro cognitivo”.


No hay comentarios: